Risotto primavera

El risotto primavera es una gustosa y nutritiva receta. Es un plato compuesto por arroz, una gran variedad de verduras y el sabor delicado y distinguido que aporta el azafrán. Es recomendable acompañar esta exquisitez con una buena copa de vino blanco.   

Ingredientes 
Receta para 6/8 porciones

Arroz carnaroli…500 grs.
Champignones…150 grs.
Morrón rojo…1/4 de unidad
Cebolla…50 grs.
Zapallo zucchini…200 grs.
Zapallitos verdes…200 grs.
Arvejas congeladas…50 grs.
Puerro…50 grs.
Tomate perita…3 unidades
Vino blanco…1 vaso
Manteca…100 grs.
Agua…1,5 litros
Caldo de verdura en cubo…1 y ½ unidad
Perejil picado…c/n
Aceite de girasol…c/n
Sal y pimienta…c/n
Queso de rallar…125 grs.
Azafrán en cápsula…1 unidad

Procedimiento

1° paso: en una cacerola, colocar 1,5 litros de agua junto con un cubo y medio de caldo de verduras y llevarlo a hervor hasta que el caldo se haya disuelto por completo.

2° paso: picar el ají morrón, los zapallitos verdes, los zucchinis, el puerro y rehogar, una vez cocidos, colocarlos en un bowl y dejarlos enfriar.

3° paso: picar la cebolla bien fina y rehogarla con 1/3 de la manteca, una vez esté bien blanda, agregar el arroz y mezclando constantemente, cocinar por 1 minuto.

4° paso: verter el vino blanco y con el fuego al máximo revolver hasta que se evapore todo el alcohol.

5° paso: verter tanta cantidad de caldo sea necesario para cubrir el arroz. Condimentar con sal, pimienta, el azafrán y agregar las arvejas congeladas. Revolver el risotto para que no se pegue en el fondo.

6° paso: agregar caldo cada vez que sea necesario, es decir, cuando el arroz haya absorbido casi por completo el líquido.

7° paso: cuando el arroz este a mitad cocción, agregar los vegetales ya cocidos. No dejar la preparación sin líquido ya que puede quemarse. En el caso de necesitar más caldo del que se preparó, no agregar agua, sino que sacar el risoteo del fuego, volver a hacer el caldo y continuar con la cocción.

8° paso: cocinar el arroz por un total de 20/30 minutos. Una vez cocido, retirarlo del fuego, cortar la manteca en cubos pequeños y mezclarlos junto con el queso rallado dentro del risotto. Picar perejil y al momento de servir el plato, usarlo para decorar el risotto en su superficie.  

Sin votos (todavía)